Todo el poder de Facebook, ¿a favor de Trump?


Es la pregunta imposible de responder que hoy mueve el mundo. ¿Por qué ganó Trump? No hay una respuesta única. Tal vez no la haya nunca. Pero por la Red circulan todo tipo de explicaciones. Algunas son meras conjeturas, parciales y sesgadas. Otras emplean como único método de explicación las mismas encuestas que fallaron a la hora de predecir la victoria del magnate. También hay formidables análisis, muy completos, que recalcan los problemas de la política tradicional para conectar con los ciudadanos y las profundas divisiones y tensiones que afectan a la sociedad americana. Y luego hay teorías más que interesantes que abordan el papel que jugaron las redes sociales en todo el proceso. Y ponen el foco sobre los algoritmos de Facebook.

Un artículo del Nieman Journalism Lab de Harvard pone el acento en la facilidad con que las noticias falsas, los bulos favorables a Trump, circularon por la muy influyente red social de Mark Zuckerberg. Y da contundentes ejemplos: «Hillary llamará a la guerra civil si pierde», «Asesinan al agente del FBI sospechoso de filtrar el caso de los correos privados de Clinton» o «El papa Francisco respalda la candidatura de Trump». Esta última historia fue compartida 868.000 veces en las redes sociales. Su desmentido solo logró 33.000. La diferencia de alcance es brutal. E invita a la reflexión. Nuestro timeline suele mostrar los mensajes que más nos gustan y con los que nos reafirmamos. Y eso deja poco espacio para la crítica y la discrepancia. Y también para percibir que la realidad es compleja y plural.

Todo el poder de Facebook, ¿a favor de Trump?