Ideas con estrategias


Hace dos años tomé partido y aposté por José Antonio Pérez Tapias como candidato a la Secretaría General del PSOE. Elegí al que me parecía que tenía el perfil que mejor se adaptaba a mis opiniones personales. Desde ese momento me convertí en un adscrito más a la corriente Izquierda Socialista con el fin de colaborar en la reflexión y en la búsqueda de ideas para que el PSOE se nutriera de ellas y las utilizase en sus discursos y políticas. Lamentablemente, desde mi punto de vista se tomó un camino diferente al que me hubiera gustado, aunque ni mucho menos le resté legitimidad al haber sido fruto de la decisión de la mayoría de los militantes en aquellas elecciones internas. La democracia es así y no siempre uno gana.

Pasado este tiempo, con Pedro Sánchez defenestrado y con una Gestora al mando del PSOE, me parece que Izquierda Socialista debe volver a dar un paso adelante que le lleve a conseguir alcanzar la meta que no se consiguió con Pérez Tapias. El problema que le veo a la corriente no es la falta de ideas ni la gente que la integra, pero sí su estrategia. Hay deportes, como la Fórmula 1, donde se aprecia que habrá pilotos con mejores coches que otros, pero es elemental un equipo de personas con un plan de actuación donde trazar el camino a seguir. Sin él es como dar pasos en falso, a menos que el objetivo sea que el tiempo ponga las cosas en su sitio a su antojo.

Por ello, y viendo que esta semana el diario El Mundo volvía a resucitar el fantasma de unas elecciones en mayo en caso de que Rajoy no apruebe el presupuesto, y también las noticias que apuntan a que la situación de interinidad del PSOE puede llevarnos al verano sin una ejecutiva, toca mojarse y apostar por la mejor opción de cara a liderar el partido. Hay que valorar todas las opciones posibles (sea en solitario como hace dos años o en compañía de alguna familia o sector no legalmente reconocidas como corrientes) e ir a por todas con la que se decida. Invito desde estas líneas a todos aquellos militantes socialistas, preocupados por la situación del partido, a que participen en nuestras asambleas, opinen, confronten puntos de vista y trabajen para que el PSOE vuelva a ser lo que era. Estamos a tiempo si además de ideas encontramos la mejor estrategia. ¡A por ello!

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ideas con estrategias