Deseos para el año nuevo

OPINIÓN

05 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace unos días me encontré con un buen amigo y después de estar un buen rato charlando nos despedimos y yo, embargado en este ambiente festivo le deseé un feliz año nuevo. Normal en estas fiestas en que tanta costumbre tenemos de felicitarnos entre familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, conocidos, etc.

Me sorprendió su contestación con la siguiente pregunta: Pichi, ¿tú crees que se puede ser feliz en este mundo? Fue como una sacudida que me transportó a reflexionar sobre ello.

Efectivamente, el mundo en que nos está tocando vivir no da para muchas alegrías. Abrir un periódico o un telediario y encontrarnos con esa gente hundiéndose en el mar, huyendo de las guerras; el creciente desempleo, los comedores de caritas llenos de gentes saciándose el hambre o esos comedores escolares abriendo en vacaciones para que algunos de los escolares puedan alimentarse, desahucios de ancianos o familias con niños pequeños, etc. En el plano político, la creciente desestabilización de países hasta arrastrarlos a la guerra, el incremento de los grupos o partidos fascistas y la elección de Trump como culminación del cuadro, es acongojante.