El machismo mata, no hay duda

OPINIÓN

03 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Ya van 17 mujeres asesinadas, varios menores se quedan huérfanos y otros apenas habían dejado la fase de bebé, y sus verdugos, sus propios padres, ya habían  planificado lo cortas que serían sus vidas. Contra esos individuos ya no caben medias tintas, pero sería un error pensar que actúan ajenos a la sociedad en la que vivimos. Hay muchas formas de violencia que, en pleno siglo XXI, se siguen lanzando a raudales sobre la condición femenina. Un eurodiputado polaco de extrema derecha, Janusz Korwin-Mikke, aseguró durante su intervención en el Parlamento Europeo que las mujeres deben ganar menos «porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes» y la eurodiputada socialista, Iratxe García, le contestó que ella estaba en el Parlamento «para defender a las mujeres europeas de hombres como usted». Parece mentira que semejantes especímenes deambulen por instituciones que pagamos todos y se lleven un buen sueldo a fin de mes por incitar al odio en nombre de una ideología que mata.

Lo tremendo es que hay muchísimos empresarios que deben ser de la misma opinión que ese energúmeno acomplejado,  ya que tienen la desfachatez  de perpetuar la brecha salarial permitiendo que las mujeres lleguen a cobrar hasta un 30% menos que los hombres, a igual trabajo.

La publicidad en los medios, especialmente audiovisuales, se empeña en exprimir el cuerpo de la mujer como un objeto de consumo, recurriendo a estereotipos de roles y conductas, buscando ridiculizarlas, cosificándolas como pura mercancía.