Primero de mayo del 2017

OPINIÓN

27 abr 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El año pasado por estas fechas escribí un pequeño artículo en el que terminaba diciendo: «Yo, como los niños por Reyes, también sueño con que en este Primero de mayo del 2016, aparezca la reducción de la jornada laboral en la cima de las reivindicaciones».

Mi sueño no se ha cumplido, pero si creció la opinión de que las nuevas tecnologías destruyen más empleo del que crean y de que este proceso es rapidísimo, por tanto el desempleo será creciente. Hasta en el Foro de Davos celebrado este año se admite esta realidad.

¿Cómo dar solución a  este problema? La mayoría de los que buscan alguna salida no se orientan hacia la disminución de la jornada laboral, que requiere la lucha infatigable de la clase trabajadora, sino fórmulas de apoyo económico para que, aunque no se trabaje o aun trabajando con pequeños salarios, se pueda subsistir. También dicho Foro se inclina por esta opción.