01 may 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Este Primero de Mayo saldremos a las calles de Avilés para exigir empleo estable, salarios justos, pensiones dignas y más protección social. Porque la precariedad se ha instalado en nuestro mercado de trabajo y tenemos que desterrarla. Porque los salarios se han venido recortando de manera injusta y dañina para la economía. Porque quienes cobran una pensión llevan años perdiendo poder adquisitivo. Porque la protección social no cubre a quien lo necesita, y lo hace cada vez menos. Hay razones para exigirlo.

Los datos confirman las evidencias, lo que venimos denunciando en los últimos años: que las políticas y recortes de la derecha han provocado más empleo precario y mayor inseguridad laboral, aumentando la desigualdad y la pobreza.

Pero antes de referirme al empleo, no puedo dejar de recordar a las 84.168 personas en Asturias que no lo tienen. De hecho, el mercado laboral asturiano está lejos de superar los estragos provocados por la crisis. Y mientras que en España ya se han recuperado uno de cada tres puestos de trabajo destruidos durante la recesión, en Asturias ni siquiera se ha recuperado uno de cada cinco.