Qué significa reprobar


Parece mentira que con lo mucho que sabe de números, impuestos y amnistía fiscal, el ministro Montoro desconozca lo que significa reprobar. Uno no se puede creer que una persona tan sabia, tan justa y tan preparada no sepa el significado de la palabra. «¿Eso qué significa?», preguntó el ministro después de que el Parlamento reprobase su comportamiento con solo el voto en contra de los suyos. Resulta llamativa la ignorancia del ministro, ya que hay que pensar que planteó la pregunta por desconocimiento y no por soberbia, porque eso sí que resultaría inaceptable, por desprecio al Parlamento y a los españoles. 

Si el ministro de la amnistía a adinerados y corruptos hubiese recurrido a cualquier diccionario sabría que reprobar es rechazar, censurar, reprochar y desaprobar un comportamiento. Y sabría también que es darle un revolcón en su forma de actuar censurable al frente de nuestra Hacienda. Un revolcón, además del vergonzante que le dio el Constitucional y que lo dejó con una alpargata.

Si Montoro guardase un mínimo respeto a la mayoría de los españoles, que es a los que representan quienes reprobaron su gestión, habría acudido a los libros antes de hacerse la pregunta en público. Y sabría que reprobar significa que se le afea la conducta por haber amenazado a autónomos, empresarios, medios y ciudadanos en general; por estar al margen del Constitucional y desautorizar su sentencia; por quebrar el principio de igualdad de los españoles, ese que es tan sagrado en la Constitución y por mover a su exempresa por los ministerios y el Ibex. Eso significa una reprobación.

En cualquier país del planeta, incluidas las Islas Marshall, el reprobado estaría ya fuera del Gobierno. Aquí no. Aquí sigue.

Valora este artículo

1 votos

Qué significa reprobar