Asturias por encima de todas las cosas


Salimos de una y nos metemos en otra. Ya resuelta la disputa a nivel federal toca mirar hacia las autonomías. Hoy finaliza el plazo para que se postulen los precandidatos a la Secretaría General de la Federación Socialista Asturiana. Tras la decisión de Javier Fernández de renunciar a la reelección, dos compañeros, José María Pérez y Adrián Barbón, han sido valientes y han decidido dar un paso adelante. Serán quienes deberán convencernos de cara a superar el mínimo de avales exigidos para que, pasado agosto, empiece la campaña oficial de cara a liderar a los socialistas asturianos.

Por respeto a ambos compañeros y a quienes apoyan sus candidaturas he asistido a sus presentaciones en la Casa del Pueblo de Gijón. Parece que se repite el mismo esquema que con las pasadas elecciones internas de mayo: una candidatura es la favorita de un importante número de cargos orgánicos e institucionales y la otra de la militancia de base. Mucho tendrá que esforzarse Josechu si quiere de verdad que no le identifiquen con el llamado «aparato». De la experiencia adquirida con Susana Díaz, a la que públicamente apoyó, deberá trabajar el doble que su adversario (que no enemigo) por ilusionar a aquellos compañeros sin responsabilidades políticas, muy críticos y enfadados con la situación del partido. Adrián, por su parte, no debería confiarse con los resultados de mayo, porque son dos elecciones internas distintas y él no está en la misma situación que Pedro Sánchez (porque a él le convirtieron en un mártir y en un héroe de la izquierda quienes provocaron su dimisión aquel espantoso 1 de octubre de 2016). El apoyo del SOMA sin duda alguna es una gran ventaja, pero somos más de 8.000 militantes en Asturias con derecho al voto y, por tanto, los que en última instancia decidiremos quién gana.

Por encima de todas las cosas espero que el futuro de Asturias esté en la cabeza de ambos candidatos. Es cierto que falta por escucharles qué proyecto proponen plasmado en un documento y qué compromisos personales van a asumir en caso de ganar. Josechu dijo el miércoles que no sería candidato a la Presidencia del Gobierno del Principado. Yo creo que ofrece una cuestión interesante pero a la vez mal planteada. Es decir, me parece bien que de una vez por todas separemos en el partido la labor orgánica de la institucional. Basta con echar un simple vistazo en la actualidad a la ejecutiva regional, al grupo parlamentario socialista en la Junta General y al Gobierno regional para comprobar cómo hay varios casos de personas que asumen dos o más funciones. Creo que la propuesta correcta de Josechu no era haber anunciado su renuncia a optar a presidir el Gobierno del Principado. Lo correcto hubiera sido desvelar, en caso de ganar en septiembre, si al presentarse a las primarias para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno del Principado renunciaría a continuar como Secretario General de la FSA. Yo no veo por qué tiene que autoexcluirse a presentarse, por lo que no comparto que se cierre puertas. No obstante, algo que sí quiero que aclare es que si en caso de ganar el 17 de septiembre continuará como concejal en el Ayuntamiento de Gijón. Esta misma cuestión se la traslado a Adrián, porque igual en sus planes está compatibilizar la Alcaldía de Laviana y de la Secretaría General del PSOE en su concejo con la FSA (en caso de resultar ganador). Ya que estamos en un proceso interno, me parece un momento idóneo para aclarar qué vía adoptaremos. ¿Vamos a un partido con unos compañeros solamente en la ejecutiva regional, otros en el Gobierno, otros en el grupo parlamentario… o seguiremos entrelazando responsabilidades orgánicas e institucionales? Para mí separar lo orgánico de lo institucional sería un paso de cara a que el partido tenga voz propia del Gobierno. Josechu planteaba que hay que ser leales con el Ejecutivo autonómico, y yo no voy a negar que así sea, pero habrá temas en los que el partido tendrá que discutir con Javier Fernández y sus consejeros sin que tenga que verse como un problema, sino como la dinámica a seguir en una formación política abierta, plural, de izquierdas y, en definitiva, al servicio de la sociedad asturiana. No obstante, creo conocer la respuesta a todo este planteamiento viendo que a nivel federal se mezclan compañeros con responsabilidades orgánicas e institucionales. Poco o nada se ha avanzado en un militante, un voto, un cargo, un sueldo. Y quizás de esta tampoco salga, pero al menos el debate para futuro es importante que quede planteado.

Otro tema, nos guste hablar de ello más o menos a los socialistas, es qué relación queremos tener con otras formaciones de izquierdas, especialmente con Podemos. No sé si en este segundo mandato de Pedro Sánchez se suavizarán los ataques de Pablo Iglesias al PSOE, pero está visto que en autonomías como Asturias las posibilidades de acuerdos serán más fáciles con unas personas que con otras. Para mí no es un tema menor, puesto que el espacio electoral que hemos dejado libre ha sido ocupado por otro que compite por nuestro mismo electorado y no nos queda otro remedio que ponernos de acuerdo para que la derecha no se aproveche de esa situación. Por suerte nunca se produjo el sorpasso que algunos predijeron pero la recuperación de votantes de Podemos al PSOE a mi juicio no viene apoyando a compañeros que defienden una línea continuista a la FSA actual. Lamentablemente Josechu no es el Alcalde de Gijón, y precisamente esa situación creo que le impedirá al partido cualquier tipo de acuerdo con Podemos si gana. Adrián ha tomado otro rumbo al marcado por el sector ‘oficialista’ de la FSA en el último año, pero es evidente que hasta ese momento actuaba al estricto dictado de lo que desde la calle Santa Teresa se pedía que se hiciera. Puede que virar en otra dirección le facilite algo más la relación con Podemos, pero ante todo lo que tendría que demostrar es que su estilo no encaja con lo que representa hoy el PSOE en Asturias.

Tenemos por delante semanas para ir desvelando propuestas, hacer más preguntas, debatir sanamente… y hablar de Asturias, que tiene que ser por encima de todo el motivo y el objetivo de todo esto. Cada uno desde sus ideas, desde sus posiciones y desde sus puntos de vista. Todo con respeto, sinceridad y honestidad. Solo así ganaremos el futuro. ¡Suerte para ambos candidatos!

Comentarios

Asturias por encima de todas las cosas