El referendo, ¿una encuesta de Twitter?


El esprint final hacia el 1-O se vive con pasión y con poca cabeza en las redes. Nadie sabe lo que pasará el domingo, pero podemos imaginar algunas cosas, que diría Mariano Rajoy.

Habrá colas, tensión, música e incidentes (esperemos que pocos). Pero no un referendo. No puede haberlo. No es legal, no hay garantías y no hay administración electoral. Cualquier resultado será tan válido como aquel 100 % de Kim-Jong-un en unas legislativas.

Para ahorrarnos la cansina aparición de réplicas de webs secesionistas y para evitar nuevas incautaciones de papeletas (y de urnas del Barça), Puigdemont debería convertir la consulta en una encuesta de Twitter. Tendría la misma validez, pero sería trending topic. Y le serviría a cualquier político montaraz e irresponsable para proclamar que Cataluña es una república independiente de andar por casa.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El referendo, ¿una encuesta de Twitter?