El referendo, ¿una encuesta de Twitter?


El esprint final hacia el 1-O se vive con pasión y con poca cabeza en las redes. Nadie sabe lo que pasará el domingo, pero podemos imaginar algunas cosas, que diría Mariano Rajoy.

Habrá colas, tensión, música e incidentes (esperemos que pocos). Pero no un referendo. No puede haberlo. No es legal, no hay garantías y no hay administración electoral. Cualquier resultado será tan válido como aquel 100 % de Kim-Jong-un en unas legislativas.

Para ahorrarnos la cansina aparición de réplicas de webs secesionistas y para evitar nuevas incautaciones de papeletas (y de urnas del Barça), Puigdemont debería convertir la consulta en una encuesta de Twitter. Tendría la misma validez, pero sería trending topic. Y le serviría a cualquier político montaraz e irresponsable para proclamar que Cataluña es una república independiente de andar por casa.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El referendo, ¿una encuesta de Twitter?