Lesa patria

El falso referendo que intentan perpetrar hoy los zafios dirigentes independentistas constituye la afrenta más grave que se pueda hacer a la democracia y a la convivencia en España


El falso referendo que intentan perpetrar hoy los zafios dirigentes independentistas constituye la afrenta más grave que se pueda hacer a la democracia y a la convivencia en España. Pese a su obstinación, no será más que un intento rastrero de sembrar la división y el enfrentamiento entre españoles. Y entre los propios catalanes, incendiados por quienes pretenden imponer unilateralmente una quimera que no se sostiene ni en la realidad de Cataluña, ni en la de España, ni en la de Europa. El mundo civilizado solo puede rechazar esta burla. Y el Gobierno y la Justicia, conminar a la obediencia. Deben exigir todas las responsabilidades políticas y penales a cuantos colaboren en destruir los principios democráticos que nos hacen iguales y solidarios. La historia no cambiará por este inicuo desafío. Pero quienes atentan contra toda la sociedad deben pagarlo. No pueden sacar el mínimo beneficio de este desnortado juego sucio. Desde luego, Galicia no lo consentirá.

Valora este artículo

2 votos

Lesa patria