Uviéu nun pue ser la escepción

OPINIÓN

03 nov 2017 . Actualizado a las 13:32 h.

A cuenta del procesu d’oficialización de la toponimia tradicional d’Uviéu y los malintencionaos comentarios del exalcalde Agustín Iglesias Caunedo, que quiero más nun repitir, vuelve a los periódicos y a les redes la cuestión convertida nuna polémica que paez que namás pue ocurrir n’Asturies.

Recuperar y poner en valor los nomes de los llugares, acordies coles formes qu’usó y usa la xente de forma natural, paez, de mano, un oxetivu que nun habría causar demasiada polémica. ¿Pue tar dalguién en contra de protexer y proyectar hacia’l futuru la cultura inmaterial d’Asturies?

Paez ser que pa dalgunos faer que si los vecinos d’un llugar dicen Cangues, Torazu, Grau o La Pola, esos nomes tengan usu normal nos ámbitos alministrativos, pue convertise nun verdaderu problema. Anque sabemos que na mayor parte los casos ye una pose que tien que ver más cola oportunidá d’usar la cuestión contra l’adversariu políticu. Una verdadera irresponsabilidá. Cuidar el nuesu patrimoniu cultural, del que forma parte la toponimia tradicional, habría tar fuera de del xuegu políticu.