Ministros sin cartera

OPINIÓN

12 ene 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Escuchar a los ministros de Economía que administraron los años de vacas gordas apelar ahora a los demás para eludir sus responsabilidades da pavor. Las intervenciones de Rodrigo Rato -condenado por el mal uso de las tarjetas opacas de Bankia e investigado por otras causas- y de Pedro Solbes en la comisión parlamentaria sobre la crisis económica confirman que la tomadura de pelo alcanza niveles estratosféricos.

Al menos Solbes reconoció errores de cálculo y meteduras de pata. Rato, infalible como siempre, responsabilizó a los demás desde Zapatero hasta Luis de Guindos de sus fallos. Al que fuera todopoderosos ministro de origen asturiano le da pena su PP, al que ya no pertenece, pero a nosotros lo que nos da pena de verdad es la catastrófica y negligente gestión suya y de su grupo en Bankia por no mirar más atrás.

En realidad Rato ha copiado la estrategia de siempre de sus antiguos correligionarios: la culpa siempre es del otro. La negación de las evidencias más palmarias, como la que ha ocurrido días atrás con la nieve, demuestra que el PP traslada sistemáticamente a los demás (ya sea el PSOE, la Unión Europea, Puigdemont, Pablo Iglesias o quien cuadre) la ineficacia, el desconocimiento y la incompetencia propias.