Lo urgente, lo importante, lo necesario


Para algunas personas, ni es urgente acabar con la violencia machista, como se ha podido demostrar ante la imposibilidad de acuerdos serios y el exceso de teatralizaciones sonrojantes, ni debe de ser, por tanto, importante. Pero la demagogia se cebaría en este comienzo de página si no se reconociese que, al menos, es necesaria la política igualitaria y, por supuesto, que haya un presidente en este país fracturado, con la osamenta corrompida, y que no termina de aprender a darse la mano si no es para echarle la otra al cuello de las mujeres.

Escribir una y otra vez que algo está fallando en tantos años de campañas contra la violencia en la pareja, mayoritariamente infligida por el varón sobre la mujer, no termina tampoco de servir de mucho. Traspasar la frontera del respeto al otro cuando el roce ya no hace el cariño sino la herida, física o moral, es una prohibición que debiera quedar grabada en el colegio desde la infancia. Pero no ocurre.

Entonces... ¿Qué es lo urgente?

Para mí, urgente es la erradicación de las prácticas discriminatorias y la violencia feminicida. Porque el feminicidio es la culminación de violencias acumuladas, que son el impedimento para la realización de los derechos y estas dificultades se dan en todos los ámbitos de la vida.

También es urgente proteger a los niños y niñas de todos los tipos de violencia a través de la prevención y la sensibilización y poner al servicio de la infancia víctima de violencia, mecanismos de denuncia y reparación de los daños ocasionados.

Pero el lado oscuro de la vida no gusta de ser mirado. Las imágenes que resultan aterradoramente reales, alejadas de la buena fotografía y los rostros actorales de las películas que denuncian el maltrato, no gustan de ser miradas...

Parece que para muchas personas solo es urgente vivir, conviene no olvidarlo. Sobre todo mientras se está vivo. Solo hay que pensar en que cuando hace sol, como hoy, mañana quizá llueva. Incluso aunque mañana domingo pueda llover, según ha dicho la agencia estatal de meteorología. Porque hoy es sábado...

Comentarios

Lo urgente, lo importante, lo necesario