Cuando fui a Covadonga

OPINIÓN

02 feb 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Apuesto a que la conoces e incluso a que la bailaste más de una vez si eres de Asturias o has vivido en esta tierra el tiempo suficiente para compartir nuestras canciones. «Covadonga» Es una melodía  fresca,  como d’orbayu, que abre los brazos y  anima el corazón. Y dice de esta manera:

Ven, morena ven, bailemos a la gaita,

ven, morena ven, bailemos al tambor,

que aunque no me quieras todo puede arreglarse,

pues la Virgen dijo:  no le guardes rencor.

Bailemos a la gaita, bailemos al tambor.

A quién a lo mejor no conoces es a la persona que hay detrás de la canción. Una artista valiente, una gran compositora y una mujer sencilla, que recientemente nos dejó a la edad de 90 años pero cuya sensibilidad pervive en un legado cultural que forma ya parte de nuestra historia.