Las excusas: inglés o asturiano

OPINIÓN

18 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Parece que una de las cosas que menos gusta a los enemigos del asturiano es la introducción de la llingua en la escuela. Niños y niñas estudiando asturiano, o peor aún, estudiando en asturiano ¡Qué horror! Desde este flanco, su arma predilecta se puede resumir en una pregunta lapidaria: ¿Prefieres que tus hijos estudien asturiano en lugar de una lengua más útil, como el inglés o el chino? Llama la atención que en este tipo de opiniones el chino haya sustituido al francés o al alemán como estereotipo de lengua útil, aunque no tengo muy claro a que lengua de China se refieren cuando dicen «chino» ¿mandarín o cantonés?

Revindicar la importancia del inglés en la educación en pleno 2018 tiene un aire como muy retro, muy de la década de los noventa. Como si la persona que lo dice no supiera que el inglés hoy en día es no ya importante, sino esencial para cualquier carrera profesional que implique formación universitaria. Algo tan obvio que ni se menciona. De la misma forma que es de conocimiento común que para el buen dominio de la lengua de Shakespeare son necesarias actividades extraescolares y si acaso, pasar un mes o dos en las islas británicas (o cualquier lugar de habla inglesa) practicando el idioma.  

Dejando a un lado este detalle y aquello de la utilidad de las lenguas (de eso hablaré otro día), la cuestión de «inglés o asturiano» parte de la premisa falsa de que estudiar inglés no es incompatible con estudiar asturiano.