Una plataforma para todos


Una nueva plataforma para unirlos a todos. El invento prodigioso de la televisión a la carta va ganando posiciones en los televisores, marcando tendencias de consumo y ha obrado el milagro que parecía imposible: poner de acuerdo a las grandes generalistas. Mediaset, Atresmedia y TVE han logrado aparcar un rato la lucha por las décimas de share para unirse frente al enemigo común: las plataformas de streaming. Este mismo año abrirán su plataforma propia para agrupar su oferta de contenidos en abierto e intentar así ganar presencia en los televisores inteligentes como videdoclub gratuito y accesible para todos.

Un número de abonados a servicios como Netflix, Movistar+, HBO o Filmin que crece exponencialmente tiende a imponer el manejo de un catálogo sin horarios fijos, sin dosificaciones semanales y, sobre todo, sin cortes publicitarios. Frente a eso, las cadenas tradicionales, que han venido centrando sus mayores esfuerzos en la emisión convencional, tienen ante sí el reto de combinar la versatilidad de las aplicaciones de pago con la necesidad de financiarse con anuncios, un elemento disuasorio que ha acabado por intimidar al espectador en algunas de las webs y aplicaciones de las cadenas comerciales

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Una plataforma para todos