Para la Justicia no hubo violación... Pero yo sí te creo


Siempre te hemos creído, por eso hemos seguido el proceso judicial contra tus violadores con gran indignación.

Indignación al ver cómo a lo largo del proceso sufrías una nueva  revictimización.

Indignación de ver cómo quisieron condenarte a ser una víctima eterna. Negándote el derecho a recuperarte del daño. Negándote el derecho a continuar con tu vida normal. Negándote el derecho a ser feliz de nuevo.

Indignación por comprobar una vez más que en los tribunales españoles falta mucha perspectiva de género y sobra mucho machismo. Como lo ha puesto de manifiesto uno de los magistrados en este juicio.

Haremos lo que haya que hacer, iremos a dónde haya que ir. Seremos más, seremos miles, cientos de miles. Tomaremos las calles, las plazas, los juzgados. No nos pararán

Indignación porque El Patriarcado habla por boca de los tribunales para decirle a las mujeres y niñas que son violadas cada ocho horas que lo más conveniente para ellas es que se callen, que no denuncien, que nadie tenga que ponerles un detective que las siga y que hurgue en su vida social, familiar y emocional, que en el juicio se las juzgará a ellas y que finalmente ellas saldrán condenadas socialmente y sus violadores absueltos del delito de violación

Indignación porque El Patriarcado habla por boca de sus tribunales para decir que si cinco cafres, algunos de los cuales pertenecientes a cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado o al Ejército, con gran preparación física, te someten sexualmente, no es con violencia, ni siquiera con intimidación. Sólo ha faltado decir que ha sido contra la voluntad de la víctima pero con buenos modos y mucha educación.

Indignación, porque EL Patriarcado habla por boca de sus tribunales para decir que el hecho de que cinco cafres te violen, alardeen en las redes de ello, te graben y difundan las imágenes sin tu consentimiento no atenta contra tu derecho a la intimidad

Estamos tan indignadas, tan infinitamente indignadas que no vamos a consentir de ningún modo esta semiimpunidad y este atropello. Haremos lo que haya que hacer, iremos a dónde haya que ir. Seremos más, seremos muchas, seremos miles, cientos de miles. Tomaremos las calles, las plazas, los juzgados y tribunales. No nos pararán, no nos callarán, no nos asustarán... Hasta que otro tribunal en España o fuera de España haga de verdad  justicia.

Somos y seremos tu manada, para creerte, para ampararte, para defenderte, para defendernos todas.

Comentarios

Para la Justicia no hubo violación... Pero yo sí te creo