Andrés Iniesta


No soy muy futbolero. No he visto ningún partido completo en esta temporada, por ejemplo. Pero ayer sentí lo de Iniesta, porque -vaya originalidad- a Iniesta le tengo cariño. Me puse a pensar por qué, por qué todo el mundo tiene cariño a Iniesta: no es porque le debamos un campeonato del mundo, porque para entonces ya le queríamos. Una cosa es admirar y otra, querer a alguien. Hay gente a la que admiran muchos y quieren pocos o… nadie. Y gente como Andrés Iniesta, a quien todo el mundo admira y todo el mundo quiere. Probablemente ningún otro jugador del mundo haya recibido tantos aplausos de las aficiones contrarias. Pero, ¿por qué?, ¿qué nos hace Iniesta?

Me puse a pensar y a enredar con lo que estaba diciendo la gente, hasta que di con un vídeo de Guardiola que explica de maravilla por qué le queremos tanto: porque no va a lo suyo, sino a lo nuestro, y lo da todo. Porque es como decía el poeta: en el buen sentido de la palabra, bueno. Dice Guardiola en unas imágenes de hace años, cuando todavía lo entrenaba: «Andrés es… come aparte Andrés. Es un ejemplo. Siempre lo pongo como ejemplo para las generaciones del fútbol base: que se miren en él, en mucha gente, pero sobre todo en él. Porque no lleva pendientes, no se pinta el pelo, no... Todos saben que es el mejor, pero si lo ponía veinte minutos, no se quejaba. Lo pongas donde lo pongas, no se queja. Y siempre juega bien. Y siempre entrena bien. Y cuando está lesionado anda de mal humor, porque quiere volver y quiere ayudar… Y esa gente no tiene precio. Es decir, que el Barça tenga un jugador como Andrés, no, no tiene precio. Nos ha ayudado mucho, nos va a ayudar y luego es que… Es muy bueno… Es muy bueno».

@pacosanchez

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Andrés Iniesta