¿Qué espera el pueblo trabajador del gobierno socialista de Pedro Sánchez?

OPINIÓN

01 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La remontada al Gobierno por Pedro Sánchez ha sido sorpresiva y mucho más para la vieja guardia y el grueso del grupo parlamentario socialista, que estando públicamente ya en brazos de Ciudadanos se ven obligados a votar la moción de censura ante la resistencia de Mariano Rajoy de dimitir y la dirección del PP de convocar nuevas elecciones como pretendía la oligarquía neoliberal del IBEX 35, para así entregar el gobierno a la confluencia de neoliberales conservadores y progresistas, el Ciudadanos de Albert Rivera. Pero la coincidencia de intereses del aparato corrupto del PP por mantener sus dádivas y el aforamiento institucional con la estrategia de Pedro Sánchez, de presentarla en solitario y sin acuerdos por la izquierda para no dar motivos para unir al grueso de la derecha y neoliberales, ha permitido la victoria de la moción de censura y el final de la etapa del gobierno corrupto del PP.

El triunfo de la moción de censura ante la condena judicial del Partido Popular y de Mariano Rajoy ha cerrado una etapa política de gobiernos de corrupción, austeridad y represión política, dando de entrada la posibilidad al gobierno de Pedro Sánchez de mostrar las líneas para la definición de su gobierno como progresista en los dos años que quedan de legislatura, si logra hacer entre otras cosas (no muchas) con la regeneración política, una apuesta por la garantía de la independencia judicial y su democratización interna en postulados, funcionamiento, jerarquías y modernización de la justicia y su administración en medios necesarios y en la profesionalización de funcionarios, jueces y fiscales.

Otro triunfo de la moción de censura es la desarticulación de la propuesta política de la oligarquía neoliberal entorno a Albert Rivera y Ciudadanos, largamente trabajada desde que la bancada de la burguesía neoliberal catalana, optara por el independentismo bajo el eufemismo del derecho a decidir, aunque su muerte como sujeto virtual mediático lo decidirán los medios de comunicación para el control ideológico y político de masas de la oligarquía financiera que fueron los que lo crearon. Pero esta decisión la tomarán una vez aclarados del camino al que opta el gobierno de Pedro Sánchez. Tiene la fortaleza de haber desarticulado la propuesta alternativa de gobierno neoliberal, pero la debilidad de un gobierno sin grupo parlamentario propio, ya que tras la sentencia contra Rajoy y el PP, el grueso del grupo habían hecho suya la propuesta de Felipe González, Guerra, Rubalcaba y otros dirigentes del PSOE, de dimisión del gobierno y convocatoria de nuevas elecciones, para garantizar el triunfo de Ciudadanos, como base de la continuidad de las políticas de austeridad, recortes y represión.