Deriva derechista de Ciudadanos


La llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa a través de una moción de censura fue un golpe muy duro para Ciudadanos, que iba viento en popa en las encuestas, aupado por su firmeza ante el separatismo catalán, y quedó totalmente descolocado. Dos meses y medio después, es el PSOE quien las lidera mientras la formación naranja compite por el segundo puesto con el nuevo PP. En este escenario, Albert Rivera tenía dos opciones: disputar el centro a los socialistas o entablar una batalla por el espacio de la derecha con los populares. Ha optado por la segunda. El último episodio de esta derechización es su utilización política de la inmigración, en la misma línea que tan buenos réditos electorales ha dado a los movimientos populistas, de Trump a la ultraderecha europea, alentando un discurso del miedo que no se corresponde con la realidad. El lema que Ciudadanos ha difundido estos días, «Orden y seguridad», tiene resonancias muy inquietantes. «Es hora de que haya orden en las calles y de que los ciudadanos se sientan seguros», asegura Ciudadanos en Twitter para denunciar la presencia de manteros en Madrid, Barcelona y otras grandes ciudades. ¿De verdad cree que hay desorden e inseguridad en las calles? Esta campaña alarmista tiene lugar después de que Rivera, al igual que Casado, alertara de la llegada masiva de inmigrantes como si fuera algo nuevo y una gran amenaza. El último barómetro del CIS muestra que los españoles sitúan a Ciudadanos más a la derecha que nunca, con un 7 en una escala en la que el 10 es la extrema derecha. Hace cuatro años, estaba en el centro con un 5,5. Rivera quería ser el Macron español, pero su discurso cada vez se parece más al de Sarkozy. Esperemos que no llegue a Le Pen.

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Deriva derechista de Ciudadanos