El impuesto lo deben pagar los bancos

OPINIÓN

04 nov 2018 . Actualizado a las 09:01 h.

La sentencia del pasado día 16 de octubre ha dado un giro radical en la jurisprudencia seguida por el Tribunal Supremo, desde hace más de 20 años, respecto a quién tiene que pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en el caso de la firma de una hipoteca. La controversia surge al afirmar ahora que debe ser el banco quien debe hacer frente al abono.

Basándose en la enorme repercusión económica y social derivada de este cambio, el presidente de la sala acordó «dejar sin efecto todos los señalamientos, sobre recursos pendientes, con un objeto similar» y llamar al pleno de la sala para que se pronuncie sobre esta decisión y aclare si este giro debe ser o no confirmado. Esta decisión ha sido criticada por numerosos periodistas, asociaciones de consumidores y algunas asociaciones de profesionales.

En primer lugar, hay que dejar claro que la sentencia del día 16 no puede ser revocada por ser esta firme, pero la Ley Orgánica del Poder Judicial otorga al presidente de la sala la facultad de convocar al pleno para que analice los asuntos pendientes de resolución sobre materias sustancialmente iguales para, de esta forma, unificar el criterio que seguirá el tribunal en un futuro.