Todas somos el futuro de Asturias

OPINIÓN

15 nov 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Leíamos con cierta sorpresa hace unos días un este artículo, que señalaba que el proceso de desamparo que sufren las comarcas mineras de Asturias, es culpa de quienes tratan de buscar solución al problema de como enfocar el futuro de nuestra región.

Y para ello, curiosamente, la apuesta es realizar una política continuista y carente de toda alternativa, apostando por las mismas prebendas que nos han llevado hasta aquí, y que incidirán en lo que el mismo artículo denomina «desertización» de las comarcas mineras. El carbón no puede ser la fuente de energía principal, debería ser como máximo una fuente de respaldo. Y a poder ser, no importando miles de toneladas cuando el nuestro es de mejor calidad. Será por patriotismo suponemos.

Habla de un aumento inminente del precio de la luz si se cierran las centrales térmicas, sin aportar estudio alguno que avale su afirmación. Animamos a leer el estudio de Natalia Fabra, profesora de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid y premio «Sabadell-Herrero» a la investigación económica en 2014, que señala que si sustituimos la potencia energética de las centrales térmicas por renovables, el precio de la luz bajaría hasta un 3% y las emisiones de gases de efecto invernadero alrededor de un 60%, según la casuística.