Pido cuentas al rey

OPINIÓN

07 ene 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

En nochebuena Felipe VI contó a quien quiso escucharle su visión de la sociedad española. Esa misma noche noche, las redes sociales se llenaron de alabanzas y críticas que reflejan una posición de fondo. La sociedad está dividida entre quienes consideramos una antigualla inaceptable que haya un rey y quienes no quieren ni oír hablar de la república.

Necesitamos reducir la polarización de la sociedad y buscar consensos lo más amplios posibles en la sociedad. Por eso, este tema de rey sí o rey no, tendríamos que conseguir que tuviera un acuerdo mayoritario.

Es evidente que un señor, por haber nacido hombre no debería tener ningún privilegio frente a sus hermanas mujeres. Ni tampoco porque su padre se apellide Borbón, debería tener privilegio frente a otro apellido, por ejemplo el mío, que es bien guapo. Un cargo público no puede heredarse como se hereda una huerta o un reloj de pared. Este tema es difícilmente refutable, pero también difícil de solucionar con consenso. Por eso, deberíamos fijarnos en objetivos a corto plazo, en los que podamos ponernos de acuerdo las republicanas y las monárquicas.