Ibuprofeno


El químico británico Stewart Adams acaba de fallecer a los 95 años. Descubrió el ibuprofeno, un analgésico que ha aliviado el dolor a millones de personas de todo el mundo. El ibuprofeno pertenece al grupo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), la aspirina entre ellos, que son medicamentos muy utilizados para aliviar el dolor. A bajas dosis actúan como antipiréticos, analgésicos y antiinflamatorios. Para reducir la inflamación (artritis) se requieren dosis más altas. Los antiinflamatorios esteroideos (corticoides) son hormonas producidas por la corteza adrenar (corticoides naturales) u obtenidos de forma semisintética.

Como casi siempre, serendipias aparte, el ibuprofeno es el resultado del esfuerzo investigador de Adams y de otras muchas personas que lo han ayudado. Se probaron más de 1.500 compuestos en animales y cinco de ellos en seres humanos. Los organismos reguladores admitieron el ibuprofeno como medicamento para aliviar la artritis reumatoide y otros procesos reumáticos y para atenuar un amplio espectro de dolores: de cabeza, de muelas, menstrual, posquirúrgico, etc.

El ibuprofeno es un compuesto químico cuya molécula tiene como fórmula empírica C13H18O2. Es un ácido propanoico (cadena de tres átomos de carbono) con distintas ramificaciones.

El ibuprofeno es un claro ejemplo de que la Química es benefactora de la humanidad, por aliviar los dolores de los seres humanos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Ibuprofeno