¿Tanto tiempo después?


El Estatuto de Autonomía del Principado de Asturias quedó aprobado el 15 de diciembre de 1981; la ley de uso y promoción del bable/asturiano, el 23 de marzo de 1998; el decreto por el que se establece el procedimiento de recuperación y fijación de la toponimia asturiana el 18 de julio de 2002. El BOPA del pasado miércoles 19 publicó el Decreto 14/2019, de 13 de marzo, por el que se determinan los topónimos oficiales del municipio de Oviedo/Uviéu. Todo este resumen para decir lo siguiente: han tenido que pasar 17 años, ni más ni menos, para que se aprobase una normativa con la que personalmente estoy muy de acuerdo.

Estoy muy satisfecho de que una de las cuestiones que se han realizado durante este mandato, en el que tengo el privilegio de ser concejal, ha sido el poner fin a la falta de voluntad política del Partido Popular en recuperar y proteger los topónimos tradicionales (un ejemplo más del desprecio que este partido tiene por la cultura asturiana y todo lo que englobe a la llingua). Pero por otra parte esa satisfacción se mezcla con una sensación de tristeza porque me lleva a pensar que cualquier iniciativa, proyecto e incluso legislación no es que lleve un tiempo aplicarla, sino que en alguna ocasión estamos hablando de muchos años. ¿A qué es debido?

¿Lo que dentro de veinte años un concejal en Oviedo/Uviéu pueda ver importante llevar a cabo podría estar hoy solventado? ¿Por qué se necesita tanto tiempo para hacer cualquier cosa? ¿Este sistema tan lento no conlleva que la sociedad avance más lentamente? Podemos poner mil ejemplos. Que el 10 de junio ya no vaya a estar Francisco Franco en el Valle de los Caídos resuelve a mi entender una asignatura pendiente superior a los 17 años que hablaba antes con el decreto de los topónimos. El paso del tiempo parece que corre deprisa en el calendario, pero a la hora de provocar los cambios que se desean su desarrollo tiene un largo y difícil camino hasta llegar a materializarse. Igual es ley de vida pero quisiera creer que en algún momento en el futuro habrá más esfuerzos en no que no queden ralentizadas las cosas.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

¿Tanto tiempo después?