Vox, el caballo, el joven y la niña del tren


Preámbulo

Suele haber alguien ingenuo, o desatento, o incrédulo, o in-credo. Por eso fue útil que Santiago Abascal dijese lo que todos sabemos (salvo algunos de los «alguien»): que Vox era el renacimiento de la Falange.

Historia 1

En un pueblo del concejo de Lena un hombre vendió un caballo a otro hombre, pariente lejano, quedando aplazado el pago. El plazo acordado se consumó y el vendedor pidió el dinero, y se fijó un segundo y último plazo. Pero de nuevo se consumó y de nuevo se pidió el dinero, o la devolución del caballo. Pocos días después un grupo de falangistas, entre ellos un hijo del desmerecedor, entró por la fuerza en la casa del merecedor y sacaron a un joven enfermo, hijo de este último. Una niña de 8 años escuchó decir a uno de los asaltantes «¡ahí sale el pájaro!». Y el pájaro fue «sacrificado» a las pocas horas. O sea, fusilado. Su padre no volvió a reclamar el precio convenido por el caballo.

Historia 2

La niña de 8 años de la Historia 1, que era sobrina del joven fusilado, tenía 10 años en la tarde que cogió el tren en Mieres para regresar a su casa. En Mieres preparaba el examen de ingreso en el Bachillerato con una mujer que daba clases particulares para que su familia sobreviviera después de que su esposo fuese asimismo fusilado. Cuando el tren se acercaba al destino de la niña, esta se levantó y fue hacia la puerta de salida del vagón. Recordó sobresaltarse cuando, sin esperarlo, el hijo falangista del cuatrero se le acercó por la espalda, abrió la puerta y la conminó a saltar del tren porque «va a descarrilar»; «¡salta, niña, salta ya!», le repitió y le repitió. La niña se agarró, tal vez a una barra, y lloró. Era una lapa que lloraba y que con los años acude a ella el muro, el muro próximo que pasaba ante sus ojos y contra el que se estrellaría si saltaba.

Pregunta (fácil)

Al ser Vox la reencarnación de la Falange, ¿qué hubiera hecho su militancia con el caballo, el joven y la niña del tren? O, como la reencarnación no retrae, ¿qué haría la militancia de pasar a violento viento en popa la brisa que ahora con agrado les empuja suavemente por las cenagosas aguas del poder?  

Comentarios

Vox, el caballo, el joven y la niña del tren