O te ríes o aprieto el botón nuclear


La Voz

Que Donald Trump se te plante en la puerta de casa en visita diplomática tiene que ser para echar cohetes. Pero cohetes tomahawk. Eso, salvo que tu lugar de residencia sea el 10 de Downing Street, lo cual querrá decir que eres la primera ministra del Reino Unido, te has quedado sin amigos (porque has querido) y tienes que agarrarte a un clavo ardiendo. Mira que hay motivos para llorar escuchando a Trump, pero la inminente expremier posó junto a él y sus parejas ante la sede vacante del Reino Unido con el rostro desencajado de la risa. No sería descabellado pensar que el hombre de la corbata roja -qué manera más extraña de hacer América grande otra vez- se lo ha puesto así de claro a Theresa May: aliados sí, pero o te ríes o aprieto el botón nuclear. Como para no descacharrarse, no vaya a ir en serio la cosa.

Comentarios

O te ríes o aprieto el botón nuclear