Para no aburrirse


Queda una semana para que los ayuntamientos de España se constituyan tras las elecciones del 26 de mayo y poco se conoce de las conversaciones que se están manteniendo entre los diferentes partidos. No ha trascendido por ahora la confirmación de ningún pacto, lo que deja un escenario muy abierto a diferentes posibilidades en la próxima semana. No tendremos tiempo para aburrirnos, y eso que este periodo de que técnicamente se conoce como «en funciones» restringe bastante la actividad política en las instituciones. En lugares como Andalucía, donde no hay interinidad, Vox ha presentado una enmienda a la totalidad a los primeros presupuestos del PP y de Ciudadanos. Si no hay novedades podría abocar a la comunidad autónoma a una prórroga y al primer traspiés para el gobierno de Moreno Bonilla.

En Podemos parece que las aguas andan muy revueltas. No sé muy bien la fuerza que tiene Ramón Espinar, pero después de la espantada de Íñigo Errejón, Pablo Iglesias camina hacia un partido más personalista de lo que ha sido siempre. Para intentar calmar el ambiente la primera reacción fue apartar a Echenique, pero veremos si el ruido se deja para debates internos o si nuevamente asistiremos a través de los medios de comunicación a una división que nada les va a ayudar. Lo que está claro es que esta debilidad viene en el peor momento de cara a presionar a Pedro Sánchez para entrar en el próximo Ejecutivo nacional. El PP tampoco está para echar cohetes, porque aunque se considere que han salvado los muebles en la Alcaldía y en la Comunidad de Madrid, la situación de la formación es tan delicada que personal con más de treinta años de servicio al partido se verán obligados a apuntarse al paro.

No se puede dejar de lado las consideraciones de la Fiscalía al considerar en el juicio del procés que en el 1 de octubre de 2017 se produjo un «golpe de estado». Según algunos medios, hasta después del verano no conoceremos la sentencia y seguiremos viendo a los políticos presos en prisión y a los fugados en Bélgica. No ha sido la única noticia del Supremo en esta semana. Franco seguirá por ahora en el Valle de los Caídos al suspender el alto tribunal, de manera cautelar, la exhumación mientras no haya una sentencia firme sobre el fondo del asunto.

Como se ve no hay espacio para el aburrimiento. Todo está abierto y sin decidir. A ver qué nos traen los próximos siete días antes de que conformarse las nuevas corporaciones.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Para no aburrirse