Por qué Iglesias no debe ser ministro


Una vez hecha la autocrítica a los demás y defenestrado a Echenique al modo Heidi, Iglesias tiene vía libre para hacer caso omiso a los desastres electorales (no solo de autonómicas y municipales, como quiere hacer creer, sino también de las generales) y concentrarse en lo que de verdad le interesa, ser ministro. Pero hay razones fundadas para que Sánchez no lo quiera ni ver en el Consejo de Ministros:

1.- Desconfianza. Iglesias se ha apuntado el éxito de la moción de censura que llevó a Sánchez a la Moncloa y los logros sociales del Gobierno en la legislatura anterior. Pero, lo que es peor, su argumento de peso para entrar en el Gobierno es que no se fía del líder socialista y hay que vigilarlo de cerca para que cumpla sus compromisos. Es lógico que Sánchez tampoco se fíe de él. Tratar así a quien lidera un partido con el triple de escaños y el doble de votos que el tuyo y del que depende que seas ministro no parece la mejor táctica.

2.- Cataluña. Iglesias está a favor del derecho a decidir, es decir de un referendo de autodeterminación pactado en Cataluña y, además, considera que en España hay presos políticos. Para Sánchez sería muy difícil defender lo contrario en Europa teniendo un ministro que piensa así.

3.- Es falso que los votantes socialistas quieran un Gobierno de coalición. Basta echar un vistazo a las redes sociales y pulsar las opiniones que se están expresando para comprobar que Iglesias genera un gran rechazo entre las bases y los electores del PSOE.

4.- No como tabla de salvación. Tras el derrumbe electoral, Iglesias debería estar mas cerca de la dimisión que de reclamar un sillón. Un ministerio no puede ser un instrumento para buscar una salida personal.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Por qué Iglesias no debe ser ministro