Mujeres


Está siendo un año terrible para las mujeres. Los hombres estamos superando las diligencias criminosas de 2018. La última cifra que leí fue 19. Luego me enteré de cinco o seis más. Vamos, pues, camino de la treintena y no se ha completado aún el primer semestre. También leí que el año pasado se denunciaron cerca de 34.000 agresiones. Pero cuántas no pidieron ayuda, socorro. ¿Habrá que multiplicar por 10, por 20? El hombre es, desde luego, un hombre para la mujer.

Añadiendo los malos tratos cotidianos y lo que les hacemos en todo lugar, en todo día, en toda hora, en todo minuto, el sintagma Violencia de Género queda desbordado. Cabría este otro: Genocidio Femenino.

Sin embargo, y con todo (con toda la sangre manada), el porvenir será más cruento para ellas. Serán asesinadas más, muchísimas más. Porque los hombres somos asesinos natos, del mismo modo que las personas tenemos la capacidad de ser nazis, nacionalistas, racistas, xenófobos. O sea, odiosos.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Mujeres