Dichosos los ojos


La Voz

En el photocall del Patronato del Real Instituto Elcano se juntaron ayer nada menos que 37 años de decretos leyes. La química entre estos señores se puede cortar con un cuchillo. Si no fueran expresidentes podrían ser tranquilamente clientes accidentales del mercado. Quién da la vez, y punto. Si aplicamos la lógica, siempre presunta, Rajoy sería el señor U, luego estaría el V, el W y, finalmente, el señor X, con gafas oscuras, quién sabe si para escapar de la radiación del encuentro, una especie de Chernóbil con su zona de exclusión. La zona se llama Zapatero, hombre Maduro que media entre Rajoy y Aznar, si es que mediador significa estar en medio del fregado. Esta imagen muestra que lo único que tienen en común los ex son tres cosas: manos donde concluye la espalda, topitos en las corbatas -quién sabe si en sus fincas también- y chaquetas cerradas por el botón superior. Y seguimos preguntándonos por qué en este país no hay manera de llegar a ningún consenso.

Comentarios

Dichosos los ojos