Mar Sánchez, la diosa minera

OPINIÓN

De izquierda a derecha, Mar Sánchez, Esther Canteli y Pedro Sánchez.
De izquierda a derecha, Mar Sánchez, Esther Canteli y Pedro Sánchez.

08 jul 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Su mirada es tan cristalina como las aguas del río Cares, en las que han bebido sus ancestros paternos, y su porte tan elegante, que podría ser una alumna aventajada del taller parisino de la genial Cocó Chanel.

Mar Sánchez lleva la distinción y la dignidad tan a flor de piel, que resulta imposible no reparar en el torrente de su personalidad indómita y rebelde con causa.

Siendo muy joven, la tragedia personal golpeó con dureza a Mar y a su hermano Pedro. El padre de ambos, el barrenista Pedro Sánchez Torre, fallecía en 1993 en el Pozo María Luisa, con tan solo 47 años, cuando le quedaban dos meses para prejubilarse. Aquel drama marcó para siempre la vida de estos dos hermanos.