Solo les faltó Isabel Pantoja


Uno, incauto, creía que la política era el arte del diálogo, de la búsqueda del sentido común. Un territorio para construir. Ayer asistimos en el Congreso a la lógica prolongación de lo que se lleva hoy en día: las redes sociales, los reality shows, todo por una frase, por un titular, por un me gusta o por un cuánto me odian. Tenemos una clase política sin clase. Da igual para dónde miremos no hay nada que admirar. Lejos quedan los tiempos de los líderes que, con sus enormes defectos, suscitaban otra atención. Llevan los discursos escritos o aprendidos ante el espejo. No tienen la cintura que da una inteligencia ágil y despierta. Y así ha ido sucediendo que los españoles estamos hartos y cada vez más preocupados al ver la política como uno de los graves problemas del Estado. Sabemos perfectamente qué va a decir cada uno. No parecen humanos. Son robots. Loros automáticos programados por su legión de asesores, con nóminas espectaculares. Egos inmensos que suenan a un eco de cantera. Sueltan naderías. El discurso como candidato a presidente de Pedro Sánchez fue una pérdida de tiempo de dos horas, plagada de grandes palabras totalmente vacías. Ni siquiera llegó a decir con claridad cómo pretende ser investido. Lo sobrevoló todo, tal vez porque sabemos bien que lo que más le gusta es utilizar el avión Falcon del cargo. Pero cualquier cargo conlleva su carga. Y ayer ninguno de los que hablaron explicaron cuáles son sus planes más allá de estar encantados de sí mismos. Horas y horas de debate para que salga Rivera con los chistes escritos de truco o trato, la banda de Sánchez, en plan club de la comedia. O subimos el nivel de la Cámara o ellos acabarán ahogados en el azogue de los espejos en los que se reflejan y nosotros terminaremos hartos de votar. Ya las últimas veces, por su culpa, lo hemos tenido que hacer con la nariz tapada. En el último segundo salvarán los muebles y habrá un gobierno por un solo motivo: es mucho el botín a repartir y llegarán los apoyos, llegarán. Para algo como lo del lunes, en la próxima ocasión, contraten para la tribuna a Isabel Pantoja, así subirán la audiencia.

Comentarios

Solo les faltó Isabel Pantoja