El vídeo y la foto


Ya van diez años que empecé con @puxapali, con mi cuenta de Twitter, en la que he ido contando las cosas que he visto conveniente. Siempre he reflejado mis impresiones personales, nunca nadie ha escrito por mí ni un solo tweet y jamás he bloqueado a un solo usuario porque he considerado positivo leer de todo aunque no me guste o no comparta algunas reflexiones. Desde hace cuatro años he intentado responder a toda clase de cuestiones como concejal, a la vez de mantener mi espíritu periodista y mi visión personal de cómo veo las cosas (desde mi subjetividad, unas veces acertadas y otras no). Me encuentro muy satisfecho porque a lo largo de este tiempo he conseguido aglutinar más de 6.000 perfiles de distintas tendencias y procedencias con las que mantener un diálogo permanente y, hasta incluso, mis últimas amistades han surgido al «desvirtualizarlas» con una cita delante de un café.

El 15 de junio Alfredo Canteli tomó las riendas del Ayuntamiento de Oviedo/Uviéu. Su socio, Ignacio Cuesta, tiene desde entonces entre otras responsabilidades la competencia de las Licencias. Ambos ediles se fotografiaron el 5 de julio delante de una obra que, debido a nuestra experiencia de gobierno, nos llevó a investigar si se estaba realizando correctamente. Este miércoles, por fin, el bipartito desveló que se ha emitido una providencia para subsanar y legalizar lo que habíamos denunciado: que el PP y Ciudadanos dieron luz verde a las obras de sustitución y al cambio del mantenimiento del césped del Carlos Tartiere sin contar con los informes y los trámites exigidos por la ley.

Tristemente, y así lo pienso, muchos tuiteros se han mofado de esta situación irregular. Me es indiferente los insultos que me lanzan con este tema u otros, pero me preocupa que les escandalice que el primer teniente de Alcalde cante el himno del Sporting y les dé igual que se fotografíe ante una obra sin permisos. Repito que es el concejal de Licencias, que seguro que sabe bastante más de leyes que yo (me imagino que no cualquiera llega a ser el Decano del Colegio de Abogados). Espero que sea la primera y la última vez que emplea el «tira p’alante que libras» gabinista y visite una obra con sus papeles en regla.

Muchas reacciones tuiteras a nuestra labor, que fue rigurosa y que hemos conseguido demostrar que teníamos razón, han ido enfocadas desde una perspectiva futbolística, cuando nuestra obligación es preocuparnos por cualquier instalación municipal, juegue, lo utilice y tenga o no que ver con el Real Oviedo. Muchos perfiles nos han reprochado como respuesta que ya podíamos habernos preocupado más de La Vega y del antiguo HUCA.

Comprendo perfectamente el sentir ciudadano, porque lo que se espera es que se consigan avances palpables, pero la burocracia es así de lenta. Unos terrenos son del Estado y otros del Principado. Efectivamente, por primera vez en años el PSOE gobernaba en Oviedo/Uviéu, en Asturias/Asturies y en España a la vez, pero que haya la misma sintonía política no significa que se puedan saltar los trámites (creo que no hace falta decirlo, pero por si las moscas hay algún lector que no lo sabe, pues se lo aclaro). Aunque estemos hablando de tres administraciones públicas, cada una actúa de manera independiente, y reitero que no es poca cosa que el color político en todas ellas sea el mismo, pero no es el único factor. Ahí es donde creo que algunos desconocen los mecanismos y se piensan que todo es firmar un papel y dar unas llaves. No. Cualquier avance es lento, muy lento (sobre todo en el aspecto de planear qué hacer allí, de empezar obras y de recepcionarlo para abrirlo al público), pero cuando asumimos el poder en el consistorio carbayón no había nada hecho para el antiguo HUCA ni se habían iniciado los contactos con Defensa para la reversión de los terrenos (en A Coruña han acordado un alquiler, y ha sido otra información que ha circulado y que la gente ha comparado con La Vega cuando no tiene nada que ver una cosa con la otra). Si el anterior gobierno de Caunedo hubiera hecho algo nosotros podríamos haber recogido lo avanzado, pero no fue así. Y desconozco las pretensiones del bipartito actual, porque no me ha quedado claro si van a continuar ahora en septiembre con los protocolos firmados con el Principado y el Estado para ambos lugares. Lo que sé es que no empiezan de cero si quieren conseguir para Oviedo/Uviéu lo que todos deseamos. Eso sí, deben seguir cumpliendo con sus trámites, con sus plazos y con la legalidad por encima de todo.

En fin, parece mentira que al señor Cuesta le haya hecho más daño el vídeo que la foto. Quiero creer que una vez más lo que se ve por Twitter no es el reflejo fiel de lo que la sociedad ovetense piensa, pero es una pena que alcen más la voz quienes se escudan en el anonimato que quienes deseamos que la sombra del gabinismo no siga permaneciendo en nuestro Ayuntamiento. Hace poco vi una entrevista que le hacía Juan Antonio Alcalá a Gabriel Rufián y el dirigente catalán definía a la red social como «barra del bar». Es verdad que muchos hablan por hablar, dicen saber lo que hay que hacer pero a la vez no dan el paso a (por ejemplo) presentarse a unas elecciones (yo podré ser mejor o peor político, pero si continúo un mandato más es porque me sometí a la libre decisión de los militantes de la AMSO y posteriormente al de la ciudadanía ovetense, y fruto de ambas votaciones hicieron que hoy repita por segunda como concejal) y lidiar con eso requiere paciencia y mucho talante. Siempre pensé que en mi sueldo está tanto que me alaben como que me critiquen, y no he cambiado mi punto de vista. A veces los políticos somos la parte débil y tenemos que aguantar toda clase de improperios, pero no podemos actuar al estilo Marcos de Quinto. Seguiré trabajando por el Oviedo/Uviéu que quiero.

Comentarios

El vídeo y la foto