¿Crítica desde la equidistancia o miedo de la intelectualidad de «izquierda» al gobierno de coalición?

OPINIÓN

19 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Lleva lloviendo sobre mojado muchos meses y lo más absurdo no es que la situación no esté clara de sobra para la gente obrera del porqué no hay un gobierno en España, con un programa de izquierda de las dos fuerzas del pueblo que lo pueden componer. Lo más absurdo de esta situación es la actitud de un sector de intelectuales que van de izquierdas, pasando absolutamente de lo que está pasando con la formación de un gobierno de coalición como propone el equipo de Pablo Iglesias, que de mil formas está siendo ninguneado por los socialistas y los medios de comunicación oligárquicos, afines a Pedro Sánchez. La sensatez, ecuanimidad o cualquier otra que se reclame como objetiva, para definir la actual situación por parte de esta intelectualidad del NO al gobierno de coalición por parte del PSOE, no pasa por poner las responsabilidades de cada uno a la misma altura desde una ecuanimidad aparente, porque se está faltando a la realidad de lo que está sucediendo y que todas y todos vemos y sobre todo, ver la necia pretensión mediática de ocultar de forma perversa cuando no infantil, que la opción de fondo es de apoyo al ninguneo de la propuesta de Unidas Podemos.

Pedro Sánchez mantuvo la propuesta de gobierno de coalición en plena campaña electoral con mucha empatía, porque le daba votos por la izquierda y voto popular. Que ahora a posteriori y con el resultado electoral en la mano reniegue de la empatía y lo rechace solo puede indicar dos cuestiones; una positiva, que solo sea táctica ante la oligarquía como en apariencia indican las insinuaciones de Pablo Iglesias, de que al final todo se arreglará y ya veremos en su momento de forma objetiva si es táctica o no. Y la otra, que la táctica electoral estaba en la insinuación constante de empatía con la propuesta de Unidad Podemos de un gobierno de izquierdas porque le daba votos, pero en el fondo sin la pretensión de cumplir la promesa electoral. Si la opción ante esto, tal como están las piezas en el tablero político por parte de esta intelectualidad, es pretender pasar como ecuánime la culpabilización de los dos en la responsabilidad de que no salga un gobierno presuntamente progresista. Es asumir de facto el relato mediático de responsabilizar a Podemos y en particular a Pablo iglesias, por no dar un apoyo en blanco al PSOE añadiendo para encima a posteriori, que después de darle el apoyo para que gobierne, ¡que haga oposición! La mayor estupidez política que se puede decir. Lo único que dan a entender, es el apoyo personal a un gobierno neoliberal en solitario de Pedro Sánchez, para que en ningún momento apoye a Unidas Podemos en su pretensión de gobernar.

Pero a esta seudoizquierda con nombres conocidos como el economista Juan Torres, el jurista Pérez Royo o el actor Sacristán, mayoritariamente provenientes del entorno socialdemócrata eurocomunista, muy cómodos en el entorno de la IU de Llamazares y el PSOE de Zapatero (nunca protestaron) apoyados por el radicalismo trotskista y el identitarismo neoliberal, se empecinan en confundir al pueblo desde una supuesta sana intención que les salva de responsabilidades en su desinteresada ecuanimidad, para que la propuesta de coalición de Unidas Podemos no solo sea rechazada de facto por Pedro Sánchez, sino que de paso piden que voten a favor para que gobierne en solitario. Esto no es solo ayuda al ninguneo mediático para culpabilizar a Pablo Iglesias de la responsabilidad de que en España no haya un gobierno de izquierdas, es la defensa de los viejos pactos entre el PSOE y el PCE-IU como de izquierdas, cuando fueron de recortes, austeridad y precariedad para la clase obrera, beneficios para la patronal y la banca y corrupción para la clase política. Lo que nos define no son las siglas, son el programa y esto lo debe reflexionar esta izquierda, porque quien nos determina qué somos, son la verdad de nuestros hechos y no nuestras ideas, aunque estas estén llenas de buenas intenciones.