Yo quiero elecciones


Se terminó el misterio y volveremos a las urnas el 10 de noviembre. No han sido pocos los reproches entre los diferentes dirigentes políticos culpándose unos a otros de la situación. Tampoco han faltado las críticas de la ciudadanía y de los periodistas porque la tarea encomendada en los comicios de abril no se ha llevado a cabo.

Caben ahora muchas interpretaciones de quién tiene la razón. Estamos en la época de la construcción de los relatos más que en la de conocer la verdad absoluta. Si lo vemos desde la perspectiva del PSOE, Pedro Sánchez ha sufrido el bloqueo de Unidas Podemos y de toda la derecha. Con el partido de Pablo Iglesias existe una enorme falta de confianza, principio imprescindible para poder compartir con la organización morada las sillas del Consejo de Ministros. No se puede crear dos gobiernos, porque solamente es un órgano colegiado. Una parte del Gobierno no le hace la oposición a la otra mitad. En este contexto entiendo perfectamente a Pedro Sánchez, porque Podemos si quiere estar en los órganos de decisión debe demostrar lealtad y rigurosidad, y sus estrategas entre otras cosas se caracterizan por desestabilizar gobiernos de izquierdas y en manchar la imagen del PSOE.

A mi juicio el mejor escenario posible para desbloquear la situación actual es precisamente la repetición electoral y por eso quiero que haya elecciones. Comparto que lo primordial es sacar adelante una investidura y toda clase de acuerdos (presupuestos, leyes orgánicas, proposiciones no de ley…) pero sería erróneo que un gobierno que no gobierne. Es lo que está pasando en Catalunya, donde el Gobierno de Torra ejerce las labores ejecutivas pero sin someterse al control del Parlament. No ha llevado a cabo ninguna de las reformas necesarias para el beneficio de la ciudadanía. Solamente están con su «procés». ¿Alguien quiere eso?

¿Es bueno repetir las elecciones? ¿Hay que seguir así hasta que la ciudadanía vote «bien»? ¿Es mejor pactar con quien sea? El PSOE ganó en abril, y su socio preferente no podía ser otro que Unidas Podemos. Casado y Rivera dijeron por activa y por pasiva que no les gusta Pedro Sánchez (y de Vox ni hablamos), así que su única opción estaba en llegar a un acuerdo con Pablo Iglesias. Si echamos la vista atrás, esta negociación se quedó parada por las elecciones de mayo, y hasta que no se resolvieron los pactos firmados en ayuntamientos y autonomías no se empezaron a poner a negociar. Luego llegó el verano y ahí entraron las prisas.

A Pedro Sánchez le entiendo que no pueda tener en su ejecutivo a gente que le haga la cama. Ya le pasó en el partido y sería todavía peor en el Gobierno. El Consejo de Ministros, como dije anteriomente, decide colegiadamente y es absurdo que haya dos o tres partidos desconfiando el uno del otro. El pacto natural es con la izquierda, con Unidas Podemos, pero ante las críticas por la repetición electoral, ¿esas mismas personas querían una inestabilidad con Pablo Iglesias o un pacto con las derechas? Yo al menos no voto al PSOE para que pacte con el PP, con Ciudadanos o con Vox. ¿Son esas mismas personas que pueden estar tres días esperando en la calle a acceder a un concierto y luego no hacen el esfuerzo de ir a votar? Hay que votar siempre lo que uno cree que es lo mejor. Con lo cual, cuando se habla del fracaso de los políticos yo no lo tengo tan claro, porque ellos deben llevar sus programas y sus promesas tal y como le dijeron a los ciudadanos, con lo cual Pedro Sánchez a tenor de lo manifestado en la campaña electoral no tiene nada que hablar con la derecha.

¿Serán las elecciones la solución? Es la gran duda. Según las encuestas podrá haber variaciones entre los escaños que tiene cada partido pero no mucho en los bloques de izquierdas y derechas. Con lo cual, aquí creo que Pedro Sánchez se la juega. Si no es capaz el 10 de noviembre de ganar y de conseguir una mayoría que le invistan como Presidente del Gobierno pienso no puede continuar en los cargos de secretario general del PSOE y Presidente de Gobierno. Los demás también deberían hacerlo, pero es obvio que al ser el presidente nacional Pedro Sánchez tiene más poder que el resto.

Yo votaré el 10 de noviembre. En mi conciencia quedará que la izquierda no va a tener un voto menos. Hay que movilizarse y ojalá el PSOE consiga muy buenos resultados y pueda por fin formar gobierno. Por el bien de este país y de todos, esperemos que sea la definitiva y haya cuatro años de legislatura.

Comentarios

Yo quiero elecciones