El cambio climático en Podemos


Tiene que hacer estos días en Podemos un calor gélido, un frío asfixiante. Alguien se ha dejado la ventana abierta. Lo disimula como puede Pablo Iglesias, de polo riguroso en esta imagen en la que intercambia una palmada en el hombro con Juan Carlos Monedero, también fundador de ese núcleo que, echando la vista atrás, se ve más radiactivo que irradiador. La estampa refleja cómo la procesión va por dentro. Sonríe Iglesias como si estuviese escuchando el primer disco de Amaia, Pero no pasa nada, aunque esa mirada un tanto nostálgica demuestra que están pasando cosas, ninguna buena. Completan el lienzo otros notables del partido, o lo que quiera que sea ahora. El escenario es una manifestación contra el cambio climático. Oportuno, si tenemos en cuenta que el agua les está llegando al cuello. Lo cual quiere decir que estos señores se han cargado a conciencia su particular planeta.

Comentarios

El cambio climático en Podemos