Victoria socialista en medio de un escenario inédito

OPINIÓN

Villar López

11 nov 2019 . Actualizado a las 00:05 h.

Las elecciones generales del 10-N pasarán a la historia por suponer una repetición electoral que han dejado unos resultados que dibujan un Congreso con una fragmentación inédita. El PSOE revalida su victoria, Vox se convierte en tercera fuerza y Ciudadanos se derrumba. Por su parte, el PP mejora notablemente. Convocadas tras la investidura fallida de Pedro Sánchez, la cita electoral deja al país en una situación comprometida.

El PSOE logra 120 diputados (tres menos que en abril) y el 28,0% de los votos, y lo más importante, ha conseguido mantener su victoria electoral. Ahora el PSOE deberá buscar los acuerdos necesarios para lograr la investidura y poner fin al bloqueo institucional. Hay que añadir que el PSOE pierde la mayoría absoluta en el Senado.

El Partido Popular mejora sus resultados pero se queda lejos de los cien diputados. Los de Pablo Casado consiguen 87 escaños (21 más que en abril) y un 20,8% de los votos. A partir de ahora, la situación para el PP es complicada: se ha mantenido como primera fuerza del bloque de la derecha, pero la derecha española prosigue en su profunda reconfiguración donde la primera víctima ha sido Ciudadanos. Ahora la cuestión es cómo compite el PP ante el auge de la ultraderecha que representa Vox.