El ultrafalso y viral equipo E


El vídeo viral de la campaña del 10N llegó después de la cita con las urnas. Sorprendió el lunes, en la resaca electoral marcada por la obligada dimisión de Albert Rivera. Y corrió de forma supersónica por redes y grupos de WhatsApp de todo tipo y pelaje. ¿Su gasolina? Una impecable factura técnica y un guiño nostálgico a las generaciones que hoy marcan el paso en la sociedad y en la política. Fue irresistible para los nacidos a finales de los 60, los 70 y principios de los 80. Y es que convertía a los Sánchez, Casado, Abascal, Iglesias y Rivera en personajes de una serie televisiva mítica, El equipo A.

El Equipo E

El vídeo mete miedo. Pero no por su mensaje, sino por la tecnología que usa, que hace muy difícil distinguir realidad y ficción. El deepfake (ultrafalso) lleva un tiempo dando que hablar. Las primeras alertas llegaron por el uso de caras de famosos en vídeos porno distribuidos en Estados Unidos. Luego llegó una entrevista a un falso Mark Zuckerberg (que Facebook no detectó). Y ahora El equipo E transforma al líder de Vox en el inolvidable M.A. Barracus. Y nos reímos. Y no pasa nada porque podemos distinguir. Pero, ¿qué ocurriría si se emplean los «ultrafalsos» como arma política para montajes partidistas sibilinos o destructivos? Pues que las risas se pueden transformar en lágrimas. Y que crezcan la polarización y la confronatación social. Vamos, un problema enorme. No queríamos fake news. Nos tomaremos dos o tazas.

Comentarios

El ultrafalso y viral equipo E