Mensajería instantánea


Una de las fuerzas más poderosas que mueven a la humanidad es la costumbre. La curiosidad y las ganas de probar cosas nuevas tienen límites, sobre todo cuando el DNI refleja varias décadas de vida. Si consideramos que algo funciona y estamos cómodos con él, no queremos cambiar, por mucho que las alternativas puedan parecer más atractivas o sean potencialmente mejores.

Solo tenemos que echar un vistazo a nuestros móviles y ver las aplicaciones que tenemos instaladas. Ahí reinan, pese a los escándalos y las dudas sobre su respeto a la privacidad las cuatro joyas de la corona de Mark Zuckerberg. Facebook, el Messenger de Facebook, WhatsApp e Instagram figuran en los lugares de honor de la lista de aplicaciones más descargadas en los últimos diez años (que no en la última década, la actual no acaba hasta el 31 de diciembre del 2020). Aunque no sabemos el dato exacto, son millones y millones de descargas.

El éxito de WhatsApp en España y en América Latina es excepcional y no entiende de edades. Ya no sabemos vivir sin el móvil. Tampoco sin esta aplicación de mensajería. Las alternativas ?como Telegram? no acaban de convertirse en estándar y, a nivel global, no aparecen en la lista que elabora AppAnie.com. Ahí si están otros clásicos como Snapchat, Skype, Youtube y Twitter. Y la emergente Tik Tok. Ninguna de las diez primeras es europea. Por desgracia, no somos una potencia. 

Comentarios

Mensajería instantánea