La irracionalidad por bandera

Miguel Niño
Miguel Niño OVIEDO

OPINIÓN

10 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las redes incendiadas, los reenvíos saturados. Los dimes y diretes en boca de todos y la vulgaridad campea a su paso. Así de sencillo y breve podrías resumir este evento sucedido en Cataluña en el que el Presidente del Gobierno español tuvo la «deferencia» de mantener en su «terreno» un combate a tres.

Los protocolos cumplidos, salvo… Siempre en toda interpretación magistral siempre tiene que destacar la nota discordante. Y, es que el «mandamás» de Moncloa D. Iván Redondo se pasó no sé cuanto de rosca pero su «reverencia crucis» fue tan estentórea que inmediatamente las redes se llenaron de ironía y el «personal» embobado se olvidó de lo mollar  del evento y se divirtió haciendo una virtual excursión por los Cerros de Úbeda.

Aquí todo giraba en torno una acción positiva por parte del resto de España por poner freno a irracionalidad y dejar bien en claro que la Unidad de España es intangible, que con la constitución no se juega, con que la Ley, por encima de todo, hay que cumplirla. Pero este gurú antes del PP y que con el ministro Sr. Piqué ya tuvo una intervención para unos genial para otros fuera de tono. Este señor, Iván Redondo, por más señas, la ha vuelto a liar. Y, yo, en mi ingenuidad, me pregunto: ¿Realmente se ha equivocado? ¿Ha metido la pata?