La sangría agraria de los precios en origen

Eduardo Madroñal
Eduardo Madroñal REDACCIÓN

OPINIÓN

Fruta

14 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

En la última semana de enero los agricultores y ganaderos se han manifestado a lo largo y ancho de la geografía española. Ha sido una convocatoria unitaria de las tres principales organizaciones agrarias, ASAJA, COAG y UPA. Aunque en cada zona las movilizaciones expresaban las reivindicaciones asociadas a la producción propia -sean el aceite, los cítricos, la leche…-, todas ellas han tenido una reivindicación común, la exigencia de acabar con los injustos precios en origen, que llegan a estar por debajo de los gastos de producción.

El sector olivarero de Jaén -que concentra la principal producción de aceite de oliva del mundo- ha mantenido una movilización generalizada, donde las manifestaciones convocadas unitariamente han sido apoyadas por otras entidades como las Cooperativas Agro-alimentarias e Infaoliva, reforzando la unidad expresada en «si el olivar pierde, perdemos todo en la provincia de Jaén». Comercios, ayuntamientos y consejos reguladores de la denominación de origen del aceite de oliva jiennense se han sumado incluso con una huelga simultánea al día de la manifestación. Todos reclaman lo mismo, precios justos en origen.

Los agricultores y ganaderos extremeños se han movilizado en Don Benito (Badajoz) reclamando precios justos en el campo, denunciando los bajos precios de los productos en origen y exigiendo que se fijen unos precios mínimos; y también reclamando una respuesta frente a los aranceles impuestos por EEUU, que afecta a las exportaciones de sus productos.