La melodía al viento de Manuel Arenas

Félix Población
Félix Población REDACCIÓN

OPINIÓN

19 feb 2020 . Actualizado a las 13:57 h.

Lo recuerdo en los nuevos pupitres del recién inaugurado Instituto Jovellanos, en la actual Avenida de la Constitución. Fue entonces cuando lo conocí. Nos maravillaban sus dibujos. Todos sabíamos entonces que el porvenir profesional de Manuel Arenas Ramírez estaba cantado. Los adolescentes de aquel cuarto curso de bachillerato sabíamos que Manolo iba a ser artista.

Algunos, pocos años después, ya lo llamaban el loco del pelo rojo, por la peli sobre Van Gogh interpretada por Kirk Douglas, recientemente fallecido. Para entonces ya gastaba Arenas luenga barba y muy rizada y abundante cabellera. En aquel tiempo se dedicaba preferentemente a la pintura. El fue quien pintó los decorados de La Máscara, el grupo juvenil de teatro al que pertenecimos a finales de los sesenta.

Por esos años se presentó en la estación del ferrocarril de Gijón para facturar uno de sus cuadros, no recuerdo con qué objeto. Se trataba de una pintura en la que Ernesto Che Guevara aparecía crucificado. Alguien le reprochó algo por la simbología y Manolo respondió que cada cual tiene su dios y aquel era el suyo.