El duelo ante la muerte de un ser querido

Raquel Baeza PATROCINADO

OPINIÓN

La psicóloga Raquel Baeza
La psicóloga Raquel Baeza

25 abr 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La muerte de un ser querido es siempre algo complicado, el duelo es dolor. Sobrellevar la pérdida de un familiar o un amigo íntimo puede ser uno de los mayores retos que las personas tenemos que enfrentar, pudiendo causar un dolor especialmente profundo. 

En estos momentos, dada la situación actual con el coronavirus, el proceso del duelo puede ser aún más dificultoso. Desde el punto de vista psicológico, en las primeras fases del duelo, es muy necesario poder llevar a cabo un «ritual de despedida», ya sea en forma de funeral, de entierro... Esto nos permite separar a la persona que ha fallecido de los vivos. Démonos cuenta como en todas las culturas, a lo largo de nuestra historia, se llevan a cabo ceremonias de despedida. Podría decirse que el duelo no comienza hasta que no hay un ritual de despedida, es importante que la familia sienta como algo efectivo la despedida de su ser querido. Pero en este momento, todo esto no está pudiendo discurrir de una manera normalizada. Las medidas extraordinarias que se han tenido que adoptar con motivo del COVID-19 en la celebración de funerales y duelos, hacen que estemos encontrándonos con tanatorios vacíos, salas sin familiares o entierros e incineraciones en solitario. 

Si alguien es consciente de esta situación inédita y de gravedad, además por supuesto de las propias familias de los fallecidos, son los trabajadores de los servicios de funerarias, héroes en estas situaciones tan delicadas, con una labor esencial, aunque quizás algo invisibilizada. Personas que se están mostrando desde el primer momento, al lado del sufrimiento de los allegados del fallecido. Encontramos iniciativas destinadas a mitigar el dolor de las familias, como en «Somos Gijón» donde cualquier persona que así lo sienta, puede a través de un muro virtual «Estamos contigo», de forma anónima y gratuita, enviar mensajes de apoyo a las familias a través de vídeos, cartas, poemas, fotografías, etc.