Por lo que merece la pena


Ingreso Mínimo Vital. Nadie en contra. Ni siquiera aquellos que la llamaron ‘paguita’ se atrevieron a decir no y como mal menor se abstuvieron. Un nuevo derecho social, un paso más por un país mejor, que vuelve a conquistar la izquierda, y aunque este gobierno sea una coalición de dos partidos, no me cansaré de repetir y de remarcar que todos los avances sociales que ha experimentado este país desde la restructuración de la democracia lleva el sello del PSOE. Ojalá no hiciera falta, pero bien lo saben 850.000 familias (según las estimaciones) que sufren en sus propias carnes lo que es pasarlo mal. 

Ley de Protección a la Infancia. Llega tarde, e hizo muy bien el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, en pedir perdón a las niñas y los niños por el retraso, pero a partir de ahora todos tenemos el deber de comunicar de manera inmediata cualquier indicio con el objetivo de acabar con la impunidad existente. Al igual que el terrorismo machista no es un problema privado, sino social, y desde que nacemos tenemos los mismos derechos seamos adultos o menores.

El Congreso aprueba retirar medallas a opresores franquistas incluso a título póstumo, como a Billy el Niño. Es una proposición no de ley, y tal y como dijo Iñigo Errejón donde tenemos que verlo reflejado es en el BOE. Llegamos tarde, porque Antonio González Pacheco y otros tantos políticos franquistas murieron sin que la justicia actuase por aquello de ‘pasar página’ en la Transición. Los demócratas homenajeamos y honramos a los demócratas, y alabo que el Principado haya dado un mes a cuatro municipios de Asturias/Asturies, entre ellos Oviedo/Uviéu, para retirar toda simbología franquista de las calles, incluyendo nombres como General Yagüe, repuesto por el bipartito del Partido Popular y Ciudadanos. 

Lunes 8, 15 horas, telediario de TVE. Primera noticia: La Fiscalía del Supremo investigará si el rey Juan Carlos cobró comisiones por la obra del AVE a la Meca. Me pellizqué para ver si no era un sueño. Jamás imaginé a la televisión pública de todas y todas ‘hablar mal’ del monarca y encima como primera noticia. Tampoco pensé que la justicia investigaría algo suyo (La Fiscalía del Tribunal Supremo buscará aclarar el destino de presuntas comisiones, de 80 millones de euros que, según Corinna Zu Sayn Wittgenstein, salieron de la adjudicación del AVE a La Meca a empresas españolas en 2011. Esta investigación está vinculada a un posible delito fiscal y otro de blanqueo de capitales). Yo al menos no puedo valorar positivamente al actual jefe del Estado en su pretensión de desvincularse de su padre, porque no se puede esperar al ‘momento idóneo’ como es el de dramática y letal pandemia para dar el paso a algo que sabía desde hace tiempo (además no se puede renunciar a una herencia, de acuerdo con el Código Civil, mientras Juan Carlos no fallezca).

Me quedo con lo que merece la pena, con lo que funciona bien, con lo que es justo y con la gente que ayuda a los demás. 

Comentarios

Por lo que merece la pena