Sin sentido a dos ruedas


Están miembros de la Guardia Civil probando una técnica de camuflaje para pillar a motoristas que conducen bajo los efectos del alcohol o a más velocidad de la permitida. De locos. ¿Por qué hay quien se salta las normas jugando con la vida de él y de los demás? ¿Llevar una moto borracho es una experiencia que te permite sentirte más hombre o más mujer? ¿Nos gusta jugar a la ruleta rusa con la vida de otros? ¿Tenemos que costear todos los ciudadanos actitudes de este tipo? ¿Debemos asumir sus consecuencias?

Cuando veo a un camionero con un tráiler conduciendo a más velocidad que la permitida o en el límite; cuando veo a esos coches de lujo conducidos por personas que piensan que la autopista la construyeron porque ellas habían nacido; cuando veo a cientos de personas bailando y retando a vida o muerte al coronavirus me doy cuenta que con esas maneras de proceder todos perdemos.

Propongo que entre todos pensemos cómo podemos acabar con estas actitudes insoportables y dramáticas de una vez por todas. Tenemos que ser capaces de convivir con respeto y dejar de gastar los escasos recursos públicos en sufragar a los infractores.

Comentarios

Sin sentido a dos ruedas