Con Merkel gana España


Negar que los 140.000 millones logrados por España en Bruselas son un buen acuerdo (espectacular en mi opinión) es tarea imposible. Lo reconoció hasta Pablo Casado, que incluso se lo apropió al asegurar que fue una iniciativa de los populares europeos. Aunque también dijo que se trata de un rescate en toda regla y una enmienda a las políticas económicas del Gobierno. ¡Bendito rescate que te den 72.700 millones en ayudas directas! Es cierto que la artífice del histórico pacto, que no solo da oxígeno a los países del sur sino a la propia UE, ha sido Angela Merkel. Como no podía ser de otra forma. Es la que manda y la única con autoridad para imponerse. La canciller, que desafortunadamente está de salida, se dio perfecta cuenta de lo que se jugaba Europa ante este desafío sin precedentes y de que no cabía la vuelta a la austeridad del 2008, sino apostar por el expansionismo keynesiano. Y se puso, interesadamente, de parte de España e Italia frente a «Míster No», el holandés Rutte y sus aliados, mal llamados «frugales». Los agoreros de turno, a los que se les llena la boca de la palabra patriotismo, mostraron sin pudor que les interesaba más el fracaso de Sánchez que las imprescindibles ayudas a nuestro país. Una reedición de aquel abyecto «que España se hunda, que ya la levantaremos nosotros». Acariciaron hasta el último momento la posibilidad real de que la cumbre acabara en desastre, porque sabían que habría supuesto un golpe mortal para Sánchez. Toca alegrarse por lo logrado, pero no son tiempos para la euforia, sino de máxima preocupación. Esperemos que esa inyección ingente de dinero, que no es el maná caído del cielo que da para todo, sirva para paliar la que se nos viene encima y hacer las reformas que necesita nuestra economía.

Comentarios

Con Merkel gana España