Oviedo se prepara para despertarse de la pesadilla

OPINIÓN

Calle Pelayo, en Oviedo, en el primer día laboral de la nueva normalidad
Calle Pelayo, en Oviedo, en el primer día laboral de la nueva normalidad

30 jul 2020 . Actualizado a las 19:48 h.

Oviedo quiere despertarse tras la pesadilla, desperezarse de este sueño atroz que se ha llevado decenas de vidas de ovetenses, que ha cambiado nuestro rumbo sometido de repente al capricho de un virus microscópico. El Covid-19 ha reflejado  nuestra medida, la verdadera dimensión del ser humano: no gobernamos el mundo, estamos a su merced. Oviedo no ha sido una excepción. Primero sorprendida con un brote en la Fundación Masaveu y en otros centros escolares, luego confinada durante semanas, abandonadas las calles a su albedrío, una Vetusta vacía como esas tardes de siesta clarinianas.

La ciudad ha sido un páramo en parques y plazas. Una urbe en esqueleto con el músculo de los balcones a rebosar. Quien haya caminado por el desierto de la calle Uría o del Campo San Francisco en esas semanas de la primavera de 2020 se habrá emocionado por la soledad y por el silencio: un recuerdo difícil de borrar. Las colas de los supermercados, los aplausos de las ocho, el conteo interminable de los muertos, ya ausentes. La vida intramuros, conectada a través del móvil, la necesidad de un abrazo o de un beso que se postergaron, la tortura psicológica de un confinamiento de puertas cerradas.

Meses después, Oviedo sigue anhelando la normalidad que solo llegará en forma de vacuna. Mientras tanto, hay que seguir viviendo con las nuevas normas: higiene, mascarilla, distancia social. Son las nuevas leyes del respeto mutuo. Miramos  con nostalgia aquel mundo que se vivía en sociedad; ahora no toca. La preocupación por los rebrotes, la inconsciencia de unos pocos que ponen en riesgo a muchos, son un signo de que el virus sigue aquí y sobre todo que quiere quedarse aquí en su afán de supervivencia. En nuestra mano está combatirlo: con armas de aislamiento y con las de la ciencia: la cúspide del razonamiento humano.