Una visión verde y optimista para la transición energética

David Díaz Delgado

OPINIÓN

La ministra de Transición Energética, Teresa Ribera
La ministra de Transición Energética, Teresa Ribera JAVIER SORIANO

04 ago 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Recientemente tuvimos oportunidad de leer noticias relacionadas con la presentación del documento emitido por la Comisión Mixta para evaluar el impacto de la transición energética en Asturias.  Para conseguir que la evaluación de resultados  fuera más amplia y completa hubiera sido deseable que el grupo hubiera incluidos perfiles y sensibilidades diferentes y diversas. Echamos en falta más entidades relacionadas con la movilidad, otras asociaciones empresariales de alta representatividad o ONG ambientales de sobrado prestigio asturiano y estatal.

Tras la lectura detallada del documento ejecutivo, nos asaltan numerosas dudas sobre el valor real de dicho análisis, aunque parezca que el propio Gobierno y el Consejero hayan visto resuelto con él  todo el complejo tema que supone la transición energética en una comunidad como la nuestra, que hasta ahora ha caminado en sentido opuesto al camino que debe recorrer en este momento. No opinamos lo mismo.

No es nuestra intención hacer aquí un relato minucioso que recoja todas las discrepancias que tenemos con lo recogido en el documento, pero sí que entendemos imprescindible mostrar otro análisis y otro enfoque, muy diferente, no solo de la realidad sino de las posibilidades a medio y largo plazo,  señalando varias cuestiones de mayor calado