¿Por qué tenemos los peores datos?

Sofía Vázquez
Sofía Vázquez ESTADO BETA

OPINIÓN

SERGIO PEREZ

27 ago 2020 . Actualizado a las 09:29 h.

Vivimos -agobiados, asustados e incrédulos- un segundo rebrote del asesino covid-10. Estamos muy cerca de alcanzar el famoso récord de los 30.000 fallecidos, y ya contabilizamos -en números redondos- unos 412.500 infectados (se incluyen los curados), frente a los 64.000 de Japón, o los 128.000 de Canadá. Pero no nos vayamos tan lejos y comparémonos con algunos de nuestros socios europeos: Francia se contabiliza 286.000 infectados; Irlanda, 28.000, el Reino Unido, 330.000, y Alemania, 237.500.

¿Por qué somos los peores en esta tétrica materia? Quizá, pensé, porque somos más papistas que el papa y nos volvemos absolutamente transparentes dando las cifras mientras que otros las esconden. Sin embargo, esta reflexión cayó en la papelera cuando conocí las declaraciones del infectólogo José Miguel Cisneros, del Hospital Virgen del Rocío, quien considera que faltan datos importantes para saber por qué tenemos más casos en nuestro país: ¿Cuándo tenemos los diagnósticos precoces? ¿Qué tiempo tardamos en detectar a los contactos de los infectados? ¿Se cumplen las cuarentenas?

Tres preguntas que podrían esconder las claves de nuestro fracaso ante esta maldita pandemia.